Es muy importante que que sepas como estar protegido

No sólo los famosos tiene derecho a la privacidad, seguro, que en tu móvil hay información que no quieres que todo el mundo pueda ver, desde contraseñas de cuentas bancarias hasta fotos que pueden ser muy personales.

 

readding, iphone, redes sociales, reacondicionados

Lee bien lo que aceptas…

Cuando te abres una cuenta de Instagram, Facebook o cualquier red social, estás aceptando ciertas condiciones que quizás quieras limitar. Todas estas redes hacen tu vida pública, a menos, que las límites. Aún así, es que ellos poseen toda la información que tú le aportas, así que intenta controlar lo que publicas y dónde lo publicas. ¡Piensa siempre antes de compartir! Hay casos reales de personas que han criticado a sus jefes o su empresa en las redes sociales y esto, se ha convertido en un despido inmediato cuando uno de sus compañeros reveló la información a sus jefes.

 

El nombre de tu mascota no es una buena contraseña…

No utilices el nombre de tu mascota, tu año de nacimiento o datos que todos pueden saber de ti ¡Olvidate de eso! Busca una contraseña compleja, que incluya mayúsculas, minúsculas y algún que otro número o símbolo. Mi consejo es que tengas dos o tres contraseñas fijas, la principal que sea muy segura, para datos bancarios, cuentas con tu tarjeta de crédito incluida o información confidencial, y otra para tus redes sociales principales, que no sea tan compleja, pero sí imposible de adivinar y la tercera, para esas cuentas que te ves obligado a hacer pero que no suponen ningún peligro, para estas si aconsejo algo fácil y sencillo de recordar.

 

¿Y si se me olvida la contraseña?

Para este problema te aconsejo una aplicación o extensión de Google Chrome o Safari, se llama LastPass, con ella podrás recordar todas tus contraseñas en todos tus dispositivos, ahora eso sí, para poder acceder a ella deberás crear una contraseña maestra, única y muy compleja, ya que ella te abrirá los portales a todas esas páginas en las que tienes cuentas y no recuerdas la contraseña.

 

¡Cuidado HACKERS!

Recuerda siempre que aunque seas muy cauto hay personas que se dedican principalmente a hackear móviles, ordenadores o portátiles, por esto, intenta poner todas las trampas u obstáculos posibles. Para empezar, te aconsejo que utilices mensajería cifrada para los temas sensibles, activa las dobles autenticaciones y utiliza la opción de incógnito para páginas sensibles.

Siguiendo todos estos trucos, conseguirás un entorno personal en la red más seguro, para ti y para todos los que te rodean.